viernes, 4 de enero de 2013

Capitulo 6

Hola a todas, hace mucho que no publico pero es porque aun estoy reescribiendo la historia:) ojala les guste este capitulo, gracias por seguirme y asi!!

Ojala se hayan pasado un feliz año, una navidad sorprendete porque estamos a 2013 un nuevo año, que ojala sirva para ser mejores personas, y ahora si cumplir con nuestros propositos:$ espero que se la hayan pasado muy bien en compañia de todos sus seres queridos y hayan comido rico, porque con mi family no pasamos de la carne asada... ufff...

Este es Teo Cervantes, ya pondre su foto a un costado del blog solo es para que se den una idea de los personajes:)



 
-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
 


-¿Era Daniel con quien te vi? – me pregunto Mariana en su habitación, mejor dicho me interrogo.
-Si, era el – le respondi calmada.
-¿Nada mas? – me pregunto decepcionada. – Victoria te conozco desde hace mucho, hubo algo mas, ¿te beso?
-No. – sone como decepcionada. – y la verdad que no hubo nada mas, solo me llevo a comer y fue todo.
-¿Por qué te llevo a comer? – me prgeunto curiosa.
-Me encontré con Teo en un mal momento, es un cinico de lo peor se atrevio a hablarme después de lo que sucedió. – le conte a mi amiga, empeze a llorar. – es un…
-Imbecil – completo Mariana al quedarme sin voz, me abrazo, necesitaba ese abrazo – Vicky, lo que sucedió fue horrible y se que ya no has vuelto a confiar en ninguno chico después de eso, pero tengo el presentimiento de que Daniel quiere algo contigo.
-Me defendió. – agregue. – no hablamos mucho, no creo que le interese. El es… guapo y misterioso, yo soy lo contrario, mírame. Soy normal, común, mi cabello, mi ropa, mis ojos… - me callo con la mirada. – ya no quiero que me hagan daño.
-No lo hara, solo dale una oportunidad.
-El no se acerca a nadie, aunque todos se le acercan a el – observe. – lo mio fue solo un golpe de suerte, una casualidad, es todo.
-Como digas. – rodo los ojos. – pero cuando te bese quiero ser la primera en saberlo.
-¡Mariana! – exclame.
Comenzamos a reir. No creo que eso sea posible.
 
Las semanas siguientes en la escuela todo siguió igual, clases, aburrimiento, biblioteca, debates, ni una palabra por parte de Daniel, Teo no me miraba y para mi mejor, lo de siempre. Solo que había un cambio, Alicia me miraba diferente, como un bicho raro, por Dios soy su hermana, no me lo tenia que hacer notar.
-Espera – otra vez me había topado a Daniel en la biblioteca, otra vez se decidio a hablarme.
-Hola – lo salude. - ¿Ocurre algo?
-No exactamente – bueno eso me confundio. – necesito que me hagas un favor, bueno no es un favor exactamente mas bien es una especie de cita. – mi corazón se acelero, una cita.
-¿Que?
-Si, eso… he visto que te gusta leer, habrá una inauguración de una librería nueva en la ciudad, el sábado. – Me estaba invitando a salir – habrá el lanzamiento de algunos libros, no se, ¿te gustaría ir conmigo? – me pregunto. No le respondi – podríamos ir a comer después de eso, si no quieres…
-¿A que hora pasas por mi? – le pregunte antes de que se arrepintiera.
-¿A las dos esta bien? – asentí conteniendo una sonrisa. – de acuerdo, nos vemos hasta el sábado, es mi numero para que me pases la dirección. – me tendio un papelito con su celular y siguió caminando.
¡WOW! Esto si que es raro. ¡Tengo una cita con Daniel!, ¡Tengo una cita con Daniel!, ¡Tengo una cita con Daniel!, ¡Tengo una cita con Daniel!...
-¡AAAHHHHHH! – no pude evitar soltar un grito de felicidad.
Sonrei sin saber muy bien porque, creo que Mariana tenía razón, era hora de volver a confiar.
Solo ella sabe lo que sucedió y no tengo intenciones de que alguien más se entere. Tenia que contarle a Mariana.
Llegue a mi casa con una enorme sonrisa, mis papas no estaban dejaron una nota que decía que la comida estaba lista, que la recalentaramos; pase directo a mi habitación para escribir en mi diario.
Querido diario:
No se ni por donde empezar. Te he tenido muy abandonado pero es que le verdad no había nada digno que contar, hasta hoy.
Daniel, el chico de quien te hable me ha invitado a salir. Increíble pero cierto, como le diría que no si me ha ayudado, estoy mas emocionada de lo que jamas crei, es genial. Solo es una cita, somos amigos, eso creo. Amigos, vaya descripción, siendo sincera ni a conocidos llegamos, no se absolutamente nada de el, y aun asi acepte su invitación, espero no decepcionarme. O decepcionarlo. Aun sigo creyendo que hay algo raro en el, otra cosa que espero es poder comprobarlo, quiero ayudarlo asi como el me ha ayudado a mi, no se me olvida que aun le debo un favor del tamaño del mundo.
Cerre mi diario y lo guarde en el mismo lugar de siempre. Esperaría el sábado con ansia.
La cena siempre transcurría normal, entre platica y platica, lo que pasaba en la semana.
-Papa – lo llame aprovechando que Alicia se levanto de la mesa – este sábado habrá una inauguración de un librería, me invitaron a ir, ¿puedo? – le pedi permiso.
-¿Con quien? – justo ahora que quiero que pase las cosas por alto me pregunta.
-Es una amigo papa, nada de que preocuparse.
-Siempre me preocupare por mis princesas, cielo. – cuando mi papa se lo proponía podía ser muy cariñoso. – sobre todo si es un chico.
-Iremos a una biblioteca, no es nada del otro mundo.
-¿Llegaras para cenar? – decidio intervenir mama, sonrei por dentro entro en el momento adeacuado.
-Supongo que si, no creo que nos lleve mas de un par de horas. – me encogi de hombros para restarle importancia.
-Te esperamos para cenar – me concedio papa, lo bese en la mejilla antes de subir a mi habitación.
Ya tengo el permiso, eso lo puedo tachar de la lista. Ahora el problema seria que Daniel pasara por mi, aun no quiero que mis papas lo conozcan, mucho menos que Alicia se entere, algo se me tendrá que ocurrir.
 
-Mariana, te tengo que contar algo muy importante. – le dije durante el receso.
-Cuentalo, aunque tu cara de emoción me lo dice todo. – observo, a eso me refiero con perceptiva.
-Daniel me invito a salir – dije sin hacérsela mucho de emoción. - ¿puedes creerlo?
-Vaya sorpresa que te tenías guardada. – mi dulce hermana escucho, perfecto.
-Nadie te invito a la conversación Alicia, mejor vete. – le dijo Mariana, siempre tan impulsiva.
-No era mi intención divulgarlo – hable yo para calmar los animos. – solo me invito y ya. – conclui para no armar un escandalo.
-Estas muy equivocada si crees que te tomara en serio – me dijo con desden.
-No espero eso – admiti despertando a la realidad. – aun asi me sigue dando igual lo que pienses.
Con eso último se alejo. No me gusta pelear con mi hermana, a pesar de todo sigue siendo mi familia. Daniel era igual que siempre, callado al fondo del salón, sin ser conciente de lo que sucede a su alrededor, o por lo menos es la impresión que me da. A veces lo encontraba mirándome a hurtadillas desde su lugar, con una sonrisa a penas perceptible en su rostro. Como me gustaría que eso cambiara, me alegro que soñar no cueste nada.        


 



1 comentario:

sweet love : 3 dijo...

Hola! Hoy encontre tu historia y me encantó :D Alicia es tan... mala. Como puede tratar asi a su hermana? Y que pasó con Teo? Por lo que paso en la fiesta tengo una idea pero quiero saber lo que paso... exactamente. Ya quiero saber que pasa en la cita. Espero que la puedas seguir pronto. Una nueva y fiel lectora :)